Cinque Terre

Inmaculada Latorre Hernández
a006-01 cinque terre
Riomaggiore, Cinque Terre / Foto: Alessio Maffeis (CC BY 2.0)

Existe un sencillo lugar apartado del mundanal ruido llamado “Les Cinque Terre”. El nombre hace referencia a las cinco tierras o cinco pequeños pueblos de la Liguria italiana anclados en auténtico equilibrio sobre las rocosas costas genovesas. Empezando el camino en La Spezia, vamos recorriendo el litoral en dirección a Génova y entre mar y tierra se van divisando grupos de casas que rodean varias calas, formando una hilera de pequeños pueblos concatenados, que siguen  el perímetro de la costa, mediando el límite donde termina el mundo terrestre y comienza el “mare nostrum” latino. Cuando uno fija la mirada en ellos nos llama la atención el color de sus casas y las filigranas de líneas que forman sus calles alzándose hacia el azul del cielo mediterráneo. Una vertical serpenteante sale a nuestro encuentro y, en pleno desafío ante lo abrupto del terreno, nos invita a adentrarnos en la aventura de contemplar paisajes de ensueño hechos realidad que jamás abandonaran nuestros recuerdos.

Cuando uno  contempla desde lejos estos pueblos siente el impacto de su ubicación, colocados como antojo de un deseo por dominar la difícil trama del paisaje, casi en un pulso con la naturaleza, tomando la dificultad del terreno como un reto ante el capricho de someterlo a la magna arquitectura de sus casas. Pero al acercarnos un poco más a estos pueblos, una súbita necesidad de adentrarnos en ellos nos roza el alma, los sentidos se impregnan de vistosos colores que cubren las fachadas sus casitas estrechas y altas, con elevados tejados que suben en altura más de tres plantas, sostenidas por el arte de una magia inmune a la fuerza de la gravedad. Las casas se aferran a las rocas que cimientan sus bases casi en acople perfecto sobre la orografía del terreno, como si la casa misma hubiera nacido del terreno en lugar de sostenerse sobre sus peñascos, apoyando sus costados unas sobre otras, recorriendo el perfil de esa pequeña cala que siempre está presente en el centro del pueblo.

Y una vez allí, dentro del pueblo, cara a cara con ese paisaje de cuerpo arquitectónico y alma marinera, mirando el mar mediterráneo como telón de fondo de ese escenario, al viajero ya sólo le queda la intrépida acción de subir en busca del punto más alto para otear ese horizonte perdido en la historia que viene a nosotros delatando las vistas panorámicas que, sin duda, son el tesoro escondido de estas tierras. Caminos estrechos de tierra empedrada marcan el paso del sendero mientras nuestros pasos zigzaguean entre repentinas curvas tan cerradas que parecen escalones y unas  marcas impresas en la tierra señalan las huellas por dónde pisar mejor. Uno se bifurca entre sensaciones y pretensiones, la cámara en mano reclama una foto que inmortalice ese interesante momento, la mente nos pide prudencia en ese andar acechado de peligros y la mirada se aturde, indecisa y desorientada, recorre atolondrada dónde fijar los ojos, tal vez en ese colosal paisaje que va tomando nitidez poco a poco ante nosotros,  o tal vez en esa minúscula escena de pueblo que dejamos a nuestras espaldas como si de una maqueta viviente se tratara. Quizá  lo más acertado, pensamos, sea abandonarse a la brisa marina que nos llega desde el fondo de la cala y hace fluir nuestra imaginación transformando ese momento en un instante en el que dejamos de ser turistas para convertirnos en exploradores de una isla encantada donde nuestra mente quedó atrapada para siempre. Le Cinque Terre es uno de esos lugares que uno descubre y al que siempre desea volver.

Inmaculada Latorre Hernández – Más artículos de Inmaculada

 

3 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s