El regeneracionismo de Pedro Sánchez

A. Moreno
a010-02 El regeneracionismo de Pedro Sánchez
Pedro Sánchez / Foto: elconfidencial.com

El regeneracionismo es un movimiento intelectual que surge entre la segunda mitad del XIX y principios del XX de la preocupación acerca de los temas decadentes que azotaban a la sociedad española en aquellos años. Temas políticos y sociales. La generación del 98 es un movimiento literario, pero que trata el pesimismo de la España finisecular y la preocupación por un país decadente bajo la descomposición del sistema. Se suele decir que la historia se repite.

Actualmente Pedro Sánchez muestra su preocupación por España, una nación del siglo XXI, decadente, resquebrajada, en la que el pesimismo es protagonista a causa de los casos de corrupción política que, desde todos los sectores, no dejan de sorprender a la sociedad. Escándalos relacionados con delitos económicos que empobrecen más a una nación que no se lo merece, porque este país está formado por personas que cada día se levantan con la ilusión de luchar por un día mejor.

El último caso, el del  ex-ministro Soria, cuyo nombre aparece, entre otros personajes de este país, en “los papeles de Panamá”, lo que de nuevo hace tambalear a un gobierno y a toda una nación. La gravedad del asunto es evidente: se siguen sumando casos gravísimos, para un país que se rompe en mil pedazos gracias a la ambición de muchos desalmados. Las consecuencias de estos hechos las pagamos todos. Así, la sanidad, la educación, el empleo, y un largo etcétera empeora cada día.

Es un suma y sigue. Los EREs de Andalucía o el caso de los cursos de formación del sindicato UGT, por poner algunos ejemplos, son un golpe grave para Andalucía. Aparece el “caso nuevo Marea”, otro asunto más de corrupción en Asturias, otro mazazo para el PSOE y para Sánchez, que pone mucho empeño y pide regeneracionismo, su forma de admitir que el país está en descomposición y que la situación es grave, su forma de pedir poner freno a toda esta corrupción que resquebraja cada vez más al país. El regeneracionismo político puede ser una solución positiva para España, si bien el partido se lo pone cada vez más complicado: Pedro pide regeneracionismo (¿político, social, individual?) en momentos en que aparecen casos de corrupción en todos los sectores.

a010-02 El regeneracionismo de Pedro Sánchez II
Pedro Sánchez / Foto: huffingtonpost.es

Pedro Sánchez Castejón, doctor en economía, secretario general del PSOE, considera según mensajes enviados desde su cuenta de Twitter que los primeros eran mejores. En el mes de marzo de 2016, los mensajes que aparecen van en consonancia con el tiempo que la sociedad española está viviendo. Hemos visto referencia a los acontecimientos ocurridos en Europa, solidaridad con las víctimas, frases refiriéndose a lo que hace, a dónde va, las entrevistas que le realizan…

En todo momento hace la llamada para poder llegar a ser presidente. Lanza mensajes en contra de Mariano Rajoy, alude a Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, para llegar a un acuerdo político con un partido emergente que ya tiene crisis de partido. Incluso con el señor Rivera. Así se expresa el señor Sánchez (y reproduzco de forma literal dos mensajes de Pedro en Twitter):

“Voy a ser Presidente del Gobierno y no va a haber elecciones. Estoy convencido de que Iglesias recapacitará” (9 de marzo de 2016).

“Rajoy está haciendo mucho daño a la democracia y es un tapón para la regeneración del país y la renovación de su partido” (9 de marzo de 2016).

Sánchez necesita el apoyo de otras fuerzas políticas para poder llegar a presidente, ese es el motivo por el que se refiere al señor Iglesias y le infiere a reflexionar y recapacitar a favor del PSOE. El segundo mensaje es muy significativo pues hace referencia a la regeneración de todo un país y a la renovación de un partido como es el PP. Pero se olvida de pedir la renovación del PSOE y de España. Ahora no le interesa hacer referencia a su partido, una clara estrategia política en la que pretende inferir que el problema lo tiene el PP y no el PSOE.

En las últimas comparecencias el señor Sánchez ha pedido regeneracionismo por activa y por pasiva para este país. Ese regeneracionismo debe empezar con mayor fuerza con el PSOE, el PP, la aristocracia, grandes empresarios, gente muy representativa de este país y fuera de él, que no sale de un escándalo para meterse en otro. Pedro Sánchez llama al regeneracionismo a la sociedad española. La historia con el movimiento circular vuelve a repetir el período de Alfonso XIII; en aquella época España ya tuvo un momento social y político regeneracionista.

La palabra regeneracionismo supone admitir que existen casos sangrantes de corrupción en la vieja España. De nuevo necesitamos una nueva España. Una España que trabaje para sacar el país hacia delante, que avance, no para hundirlo.

¿Regeneracionismo? ¿En qué sentido se puede hablar de regeneracionismo? España necesita una sociedad que piense más en el trabajo, en la creación de empresas. Es un problema de mentalidad; la forma de pensar de los españoles es muy distinta a la del resto de Europa. Debemos seguir hacia adelante y no retrocediendo. Los casos de corrupción no suponen un avance sino todo lo contrario, un estancamiento. Eso es convertirse en una sociedad pasiva, con una conducta evasiva. Lo que necesita la sociedad actual es olvidar el pasado y empezar a trabajar por unas políticas más justas, y menos corruptas. Es empezar a vivir el presente y mirando hacia adelante. Es la forma de evolucionar y no quedarse estancado, que no llevaría sino a la parálisis social.

A. Moreno

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s