Descorazonador

Anabel S.
a013-03 Descorazonador
Original: Banksy

Descorazonador y sin salida, así es como veo yo el futuro político y social de nuestro mundo.

Miremos el panorama político actual:

  • Democracia: es corrupción, es puro capitalismo, una oligarquía de poderosos magnates financieros en la sombra que manejan como títeres a los políticos que cada cuatro años saltan al escenario para hacernos creer que les gobierna el pueblo. Mientras que el pueblo dice aquello de “es el mejor de los males” o “que los poderosos coman bollos muy gordos para que nuestras migajas sean más gordas”.
  • Comunismo: en la práctica, una dictadura de gobierno que lleva al pueblo por bandera, una bandera que los desarropa para abrigarse ellos, una bandera que amordaza al pueblo y le sirve también de valla fronteriza ante el enemigo trasgresor que intenta contaminarlos. La utopía convertida en campos de trabajos.
  • Dictadura o Reinado: Pinochet, Saddam Hussein, Gaddafi, Mao Zedong, Mussolini, Franco, Stalin, Hitler, Castro, Salmán bin Ad Addelaziz (Arabia Saudita), Hassanal Bolkiah (Brunei), Luis XVI (Francia)… Sobran las palabras.

Yo abogaba por una guillotina metafórica y pasar por ella a todos los políticos, empezar de nuevo una democracia con sangre nueva y limpia; pero, ¿quién me asegura a mí que tras unos años no se vuelva todo igual de corrupto que ahora mismo?

Si todo el mundo fuera bueno, nos tratásemos mutuamente como quisiéramos que nos tratasen a nosotros mismos y nadie fuera egoísta, podríamos vivir en armonía en una respetable anarquía, donde todos podemos hacer lo que nos dé la gana siempre y cuando no perjudiquemos a nada ni a nadie. Pero claro… “el que esté libre de pecado… que tire la primera piedra”. Además de que según mi lógica, si aboliésemos las leyes y gobiernos esto se acabaría convirtiendo en el salvaje oeste, a merced del más fuerte imperando la fuerza bruta casi como el hombre prehistórico.

También existen proyectos utópicos como el proyecto Venus, que me recordaba al Walden II de B. F. Skinner. Donde yo firmaría ahora mismo, pero seamos realistas… para crear esa sociedad hace falta desearla y dinero para crearla, y los que desean esa sociedad no tienen dinero, y los que tienen dinero ya viven muy bien en la actualidad y no desean perder sus privilegios y su fortuna por un bien común que los bajaría de su pedestal.

Así pues, resumiendo, ningún sistema de gobierno ha resultado ser satisfactorio, ni tan siquiera inocuo. El hombre a su libre albedrío desembocaría, hoy día, en mafias, guerrillas o pandilleros. “El hombre es un lobo para el hombre”, y las alternativas son ciencia ficción.

La ciencia ficción también nos augura un futuro político y social abocado al totalitarismo mundial gubernamental, reprimidos por un ejército internacional y tiranizados por un mercado único mundial. Vamos, como un país invadido y ocupado en guerra, pero sin guerra ni país fronterizo a dónde huir.

Por favor, si alguien ve alguna solución que a mí se me haya escapado que la diga, porque voy a caer en el tópico del principio… La actual corrupción política “es el mal menor” o… “¡Virgencita, que me quede como estoy!”.

Anabel S.

 

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s