Financiar el odio

Adoración Ayllón Zapata

Financiar el odio

Los partidos xenófobos o ultraderechistas tienen cada vez más presencia en el ámbito político europeo. Un 22% de los eurodiputados del Parlamento Europeo pertenecen a dichos partidos. Algunos tienen en sus discursos ideas contra la propia Unión Europea y los principios de esta. Es por ello que utilizan parte del presupuesto que la UE otorga a los partidos que se encuentran en la Eurocámara, 400.000 euros, para dar a conocer sus principios; racismo, antisemitismo, xenofobia e islamofobia.

La revista antifascista sueca EXPO ha publicado una investigación en la que desvela que, casi 200.000 euros de la subvención que Europa ofrece a todos los partidos, llegan a la fundación con ideología nazi: Europa Terra Nostra (ETN). Este dinero acaba en las arcas de la ETN a través del partido Alianza por la Paz y la Libertad, que a su vez está integrado por partidos neonazis como el partido griego Alianza Dorada, el italiano Fuerza Nueva o el Partido Nacional Democrático alemán.

La eurodiputada española de Izquierda Unida, Marina Albiol, exigió explicaciones al presidente de la Eurocámara, ya que según la normativa del Parlamento Europeo “para que los partidos puedan recibir fondos de la UE, se deben observar los principios de libertad, democracia, respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales, y el estado de derecho”. Y según avisa Albiol, ninguno de los partidos cumple esos requisitos.

ETN expone en su web sus objetivos “una Europa de naciones soberanas” que trabajen juntas “para abordar los grandes desafíos de nuestro tiempo y para honrar y promover nuestros valores cristianos compartidos y nuestro patrimonio cultural europeo”. La idea de Europa que defienden es un continente sin mestizaje rechazando “la inmigración masiva y el multiculturalismo”.

Las ayudas económicas que concede la UE a un partido europeo se llevan a cabo tras una evaluación del comité europeo, que está formado por el presidente de la cámara y cinco diputados que se encargan de la organización interna del Parlamento Europeo. El comité no tiene en cuenta quiénes forman el partido, sino que sólo evalúa la actividad que realiza como partido europeo.

Las ayudas económicas que ofrece la UE a estos partidos no se corresponde con los principios de solidaridad y de democracia que esta defiende. Por lo tanto, Schulz ha de reconsiderar las asignaciones económicas a dichas organizaciones xenófobas. Si esto no sucede, dice Albiol que “será responsable de darles cobertura, no sólo económica, sino política”.

Adoración Ayllón Zapata

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s