Los niños quieren ser mayores demasiado pronto

Alma María Huertos Castellanos
a024-03-los-ninos-quieren-ser-mayores-demasiado-pronto
Los niños quieren ser mayores demasiado pronto

Los niños quieren ser mayores demasiado pronto. Parece que los juegos infantiles quedaron lejos para los menores de hoy en día. Hace poco conocimos la noticia de la muerte de una niña de 12 años por culpa del alcohol. Un botellón en San Martín de la Vega la llevó a beber demasiado.

Después, gracias a la autopsia, se confirmó que murió por un coma etílico. La niña quiso celebrar Halloween con sus amigos y se reunió con ellos en un descampado para beber. Ella acabó bebiendo tanto que se desmayó. En el hospital acabó muriendo. En vez de disfrazarse en ese día y salir a pedir caramelos, el alcohol fue el protagonista en una noche fatal.

Es una pena ver cómo algo así ocurre a una persona pero lo es más cuando a quien le ocurre es una niña. Una niña que debería estar jugando al escondite con sus amigos o con sus muñecas en vez de con el alcohol. Sé que los niños siempre sueñan con llegar a ser mayores, quieren que el tiempo pase rápido para crecer. Y ese deseo parece que ha llegado demasiado lejos.

A mí me dejó consternada la noticia. Intenté recordar lo que yo hacía con 12 años y sólo se me venían a la cabeza cosas inocentes y juegos infantiles. Fijándome en los jóvenes últimamente me he dado cuenta de su actitud de querer aparentar más años. No sé si mucha más gente se habrá fijado pero supongo que este hecho ha sido un toque de atención para darnos cuenta de que algo no va bien. Quizás es un problema de los padres, de la educación que imparten a sus hijos. No les advierten lo suficiente de los problemas de querer ser mayor demasiado pronto, del uso de ciertas cosas prohibidas para menores. Quizás también es un problema del país. Parece muy fácil adquirir alcohol y debería haber unas leyes más restrictivas al respecto o un mayor control sobre a quién se vende. En resumidas cuentas, el alcohol no deja de ser una droga, aunque legal, pero una droga al fin y al cabo. Por ello no debería tomarse como un juego y ni mucho menos ser tan accesible a los niños de este país.

Esperemos que este suceso sirva para que todo el mundo aprenda, que sirva de reflexión y que nos haga ser conscientes de que hay que cuidar más a los menores para que algo tan horrible no vuelva a ocurrir.

Alma María Huertos Castellanos

 

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s