¿Y por qué no comer “bichos”?

Jorge Poveda Arias

a028-02-y-por-que-no-comer-bichos

Los insectos son un grupo de animales invertebrados pertenecientes a los artrópodos, al igual que los crustáceos (cangrejos, camarones). Estos se dividen, a su vez, en diferentes conjuntos, como el de los escarabajos (coleópteros), el de las moscas y mosquitos (dípteros), el de las avispas, abejas y hormigas (himenópteros), el de las mariposas y polillas (lepidópteros) o el de los saltamontes y grillos (ortópteros).

En los próximos años, la humanidad tendrá que enfrentarse a diversos retos alimentarios para asegurar la supervivencia de una población en constante crecimiento, pues en el año 2050 se calcula que alcanzaremos la cifra de 9 mil millones de personas. Veinte años antes, para el 2030, ya tendríamos que haber conseguido aumentar la disponibilidad de alimentos en un 50%, pero es que en el año en el que alcancemos tal cifra de población necesitaremos un aumento del 70%, algo totalmente inalcanzable e inimaginable a día de hoy.

En este sentido, el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que la alimentación es un derecho fundamental para todas las personas, razón por la cual estamos en la obligación de buscar nuevas alternativas que aseguren nuestra correcta alimentación en un futuro no tan lejano. No debemos olvidar que los seres humanos son seguramente los únicos organismos sobre la Tierra con la capacidad potencial de obtener fuentes de alimento de lo más diversas.

En su utilización como ganadería, los insectos presentan una serie de ventajas frente a la convencional que todos conocemos, pues requieren de menos alimento para producir la misma biomasa, tienen mayor fecundidad y ocupan menos espacio.

A nivel nutricional, existen muchas diferencias entre unas especies y otras, por ejemplo, 100 gramos de hormiga tejedora le aportarían a su consumidor unas 100 kilocalorías, mientras que la misma cantidad de larva de gorgojo le proporcionaría más de 500. A pesar de ello, puede afirmarse, de forma general, que los insectos aportan más calorías que la ternera o el pescado, facilitando una proteína de muy alta calidad y fácil digestión. En este sentido, su contenido proteico varía del 60 al 90%, presentando cantidades considerables en todos los aminoácidos considerados como esenciales. Por lo que se refiere a las grasas, los porcentajes van del 5 al 65%, prevaleciendo los ácidos grasos insaturados (oleico, linoleico) sobre los saturados (palmítico, esteárico). Por último, destacar su bajo contenido en hidratos de carbono o azúcares, nunca superando el 10%.

La entomofagia se define como la ingesta de insectos y otros artrópodos y, aunque pueda sorprender enormemente en los países occidentalizados, estos “bichos” forman parte de la dieta diaria de aproximadamente 2.000 millones de personas en más de 100 países. Pero esto no ha sido siempre así en Europa, en la antigua Grecia, Aristóteles describía a las cigarras como alimento, indicando en que fases sabían mejor y eran más nutritivas. E incluso en el Antiguo Testamento, se aconseja comer criaturas con alas que se arrastren sobre cuatro patas y tengan dos o más para saltar, en otras palabras, grillos y saltamontes.

Queda claro que el consumo de insectos en Europa es algo que llegará tarde o temprano, a la vista de los actuales ritmos de crecimiento poblacional, pero no pensemos en personas metiéndose insectos enteros en la boca, sino en simplemente otras formas de consumo, como pueden ser harinas. Y es que hay algo que no debemos olvidar, consumimos productos fabricados por insectos a diario, como puede ser la miel, e incluso obtenidos directamente de ellos, sin realmente ser conscientes de que lo hacemos. Este es el caso del colorante natural alimenticio rojo E-120, obtenido exclusivamente de cochinillas.

“La ciencia que no es divulgada hacia la sociedad es como si no existiera”

Jorge Poveda Arias – Más artículos de Jorge

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s