El maíz Bt: un transgénico “español”

Jorge Poveda Arias

a029-04 El maíz Bt un transgénico “español”

Zea mays es el nombre científico con el que se denomina al maíz que todos conocemos. Esta planta es el resultado de un proceso de domesticación y transformación durante muchos años de otra gramínea denominada teosinte. Su origen se encuentra en Centroamérica y fue traído a Europa por los colonizadores españoles, siendo, a día de hoy, el cereal con mayor producción anual a nivel mundial.

En España, existen dos especies de lepidópteros (mariposas y polillas) que son plaga de estos cultivos y que se denominan como taladros del maíz (Sesamina nonagriodes y Ostrinia nubilalis). El daño es producido por las orugas de estas mariposas, las cuales se alimentan en el interior del tallo de los maíces formando extensas galerías que debilitan las plantas y facilitan que se partan al soplar vientos fuertes.

En este sentido, existe una bacteria denominada Bacillus thuringiensis (Bt) con una gran capacidad patógena de insectos. La toxicidad de estos microorganismos es debida a la presencia en su membrana de unas proteínas cristalinas denominadas como Cry. Una vez que el insecto consume estas proteínas, se van a activar en su intestino, formando poros y rupturas celulares a lo largo del mismo, y provocando la muerte del insecto al extenderse por todo su cuerpo.

Partiendo de esta bacteria, se pensó en la posibilidad de crear una planta transgénica que consiguiera acumular estas proteínas asesinas de insectos plaga en sus órganos (hojas, frutos, raíces, etc). La primera planta que se consiguió transformar con el gen cry de esta bacteria, haciéndola resistente al ataque de insectos en sus hojas, fue la de tabaco, en el año 1985. Posteriormente, se consiguió la síntesis y acumulación de estas toxinas bacterianas en otros cultivos de gran interés económico, consiguiéndolo para el caso del maíz, en el año 1993. A este cultivo transgénico se le denominó a partir de entonces maíz Bt, y tuvo tal eficacia en el control de plagas de insectos que se aprobó su uso en la Unión Europea (“anti-transgénicos”) en el año 1998.

Por lo que se refiere a España, representa el único país de toda la Unión Europea donde este cultivo transgénico se ha explotado a gran escala desde su aprobación, tal es, que en nuestro país se cultiva más del 90% de todo el maíz Bt de la UE. Esto es debido a la gran incidencia que ha tenido la plaga del taladro de maíz en zonas españolas durante muchos años, como el Valle del Ebro, dónde su explotación se sitúa cerca del 75% del total de maíz cultivado. En nuestro territorio, el cultivo del maíz Bt presenta numerosas ventajas frente al convencional, no sólo por su mayor productividad al eliminar la plaga del cultivo, sino también por eliminar del sistema agrícola el uso de insecticidas. Por último, es muy importante destacar que en todos estos años España no ha observado ningún problema asociado a este nuevo cultivo como, por ejemplo, desarrollo de resistencias por la plaga o afectación de otros artrópodos distintos al que se pretende eliminar, como polinizadores, todo ello debido al buen hacer de los agricultores españoles y al exhaustivo control de los organismos públicos responsables en el cumplimiento de las indicaciones correspondientes.

“La ciencia que no es divulgada hacia la sociedad es como si no existiera”

Jorge Poveda Arias – Más artículos de Jorge

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s